El suelo: formación, destrucción y contaminación


El suelo es una mezcla compleja de pequeñas partículas de roca, materiales orgánicos en descomposición y microorganismos. El tamaño de las partículas de roca y la cantidad de materiales en descomposición determinan las propiedades del suelo. Estas incluyen cuán rico en nutrientes es el suelo, cuánta agua retiene y cuánto espacio de aire contiene. Las propiedades del suelo determinan qué puede crecer en él.

La edafología es la ciencia que estudia el suelo en lo referente al uso. El creador de esta ciencia  fue Vasili Vasílievich Dokucháyev. Cuando se utiliza la palabra edáfico, se está haciendo referencia al suelo.

Formación del suelo

El suelo se forma a lo largo de los siglos. La roca se desgasta por fenómenos físicos, químicos o biológicos, formando la porción inorgánica del suelo. A este proceso se le llama meteorización. La acción de los descomponedores agrega gradualmente materia orgánica, haciendo que el suelo sea más capaz de soportar la vida vegetal. Aunque el suelo se forma muy lentamente, es un recurso renovable.

Protección del suelo

El suelo está amenazado por actividades que aceleran la erosión o el desgaste por el viento o el agua. Las prácticas agrícolas cuidadosas pueden ayudar a proteger el suelo de la erosión. El arado de contornos, el cultivo en franjas, la siembra de cultivos de cobertura y las terrazas son técnicas que los agricultores usan para reducir o prevenir la erosión.

El suelo

Cultivo en curvas de nivel

En el arado de contornos o curvas de nivel, las hileras deben ararse en ángulo recto con respecto a la pendiente del terreno. Cada fila actúa así como una presa en miniatura. El agua de escorrentía queda atrapada en surcos poco profundos, o surcos, entre las filas. Con menos agua que se lava por la tierra, menos nutrientes se pierden.

En los cultivos en franjas, las hileras de pastos, como el heno, se alternan con hileras de otros cultivos, como los vegetales. La escorrentía de las hileras de vegetales es atrapada por las hileras de pastos. A menudo, el cultivo en franjas y el arado de contornos se realizan juntos.

Después de cosechar sus cultivos, los agricultores a menudo plantan cultivos de cobertura para proteger el suelo del impacto de la lluvia. Las raíces de los cultivos de cobertura ayudan a mantener el suelo en su lugar. (El suelo desnudo es más vulnerable a la erosión que el suelo cubierto de plantas). Los cultivos de cobertura no se cosechan. Se aran debajo, agregando así nutrientes al suelo.

En las tierras montañosas, que se erosionarían más rápidamente que las tierras planas, los agricultores practican las terrazas. Terrazas es la construcción de escalones en la ladera. La hierba se planta en las laderas entre los escalones, y los cultivos se cultivan en las superficies niveladas.

Rotación de cultivos

Cuando se planta un pedazo de tierra con el mismo cultivo año tras año, los nutrientes en el suelo se agotan. Para mantener la fertilidad del suelo, los agricultores practican la rotación de cultivos. En la rotación de cultivos, los agricultores alternan las plantaciones de cultivos que toman mucho nitrógeno del suelo con plantas que agregan nitrógeno al suelo. Las legumbres como la soja, la alfalfa y el trébol son particularmente importantes en la rotación de cultivos. Las bacterias fijadoras de nitrógeno en sus raíces agregan nitrógeno utilizable al suelo y aumentan su fertilidad. Ver ciclo del nitrógeno.

Destrucción y contaminación de los suelos

A medida que la población aumenta, el suelo va siendo colonizado y a la vez transformado por la mano del hombre; junto con la deforestación, las construcciones urbanas, la contaminación y la industrialización, entre otras actividades.

Destrucción del suelo

Entre los procesos de destrucción están la erosión, sobre pastoreo y salinización.

¿Cómo se inicia la erosión?

La vegetación natural se alimenta del suelo, pero a la vez lo protege. Toda destrucción de esa vegetación da inicio al proceso de la erosión. La tala de árboles deja el suelo desnudo y aunque se cultive, éste es vulnerable a que lo arrastre fácilmente las corrientes de agua, o el viento.

Las malas prácticas de los cultivos “desconocer el arado en contornos (curvas de nivel) o el sembrado en franjas” aumentan el peligro de la erosión. Cuando se retira la maleza de manera profunda, se arrancan las raíces de las plantas y el suelo queda sin nada que lo sustente ante las corrientes de agua o viento, sobre todo en terrenos inclinados.

Sobre pastoreo

El sobre pastoreo de animales es otro factor muy importante, iniciando la erosión al destruir la vegetación ya sea pisoteándola, comiéndosela o escarbándola en su totalidad. Deja el suelo desnudo y expuesto a la radiación solar directa. Esta radiación lo reseca, alterando su estructura y lo deja a merced del viento y el agua que fácilmente lo arrastran.

Salinización

La salinización, es otro fenómeno capaz de acabar con la calidad de las tierras. Esta afecta las áreas cálidas mal drenadas.  Cuándo los rayos del sol evaporan las aguas superficiales, las aguas más profundas ascienden, siendo absorbidas por el suelo reseco y las sales disueltas quedan depositadas en los suelos, ocurriendo una concentración de sales hasta hacerlo inservible para la agricultura. También ocurre cuando se riegan los cultivos con aguas extraídas de pozos que pueden contener gran proporción de sales y éstas quedan sobre el suelo.

Contaminación del suelo

Entre los contaminantes del suelo sobresalen los pesticidas y los desechos (basuras).

Pesticidas

Los mayores contaminantes del suelo son los pesticidas, sustancias tóxicas utilizadas por el hombre para combatir malezas y enfermedades sobre sus plantas de cultivo. Los pesticidas, después de su aplicación, son llevados por el agua lluvia y terminan en el suelo donde causan un perjuicio muy grande a su fauna natural, tan necesaria para su buen funcionamiento y por supuesto, su fertilidad.

Desechos

Los desechos se definen como cualquier producto que ya no puede ser utilizado por la civilización y es descartado. Contaminación se da cuando los desechos tienen un efecto dañino significativo sobre las propiedades físicas y químicas del suelo, la salud del hombre y los ecosistemas e incluso sobre su calidad estética.

Taller de lectura

  1. ¿Qué es el suelo?
  2. ¿Cuáles son las propiedades del suelo y qué las determina?
  3. ¿A qué se le llama meteorización?
  4. ¿Cuál es la función de los descomponedores en la formación del suelo?
  5. ¿Qué técnicas usan los agricultores para reducir o prevenir la erosión?
  6. Describa la importancia del arado en contornos, el cultivo en franjas, los cultivos de cobertura y las terrazas.
  7. ¿En qué consiste la rotación de cultivos?
  8. ¿Cuál es la importancia de la soja, la alfalfa y el trébol; en la rotación de cultivos?
  9. ¿Cómo se inicia la erosión?
  10. ¿Qué influencia tienen las malas prácticas de cultivo, en el proceso de erosión?
  11. ¿Por qué el sobre pastoreo influye en la erosión?
  12. ¿Cómo se da la salinización y qué efecto tiene en la erosión?
  13. ¿Qué son los pesticidas, para qué se usan y cómo afectan el suelo?
  14. ¿Cómo se da la contaminación del suelo por desechos?